DÉFICIT DE VITAMINA D Y RIESGO DE TRASTORNOS COGNITIVOS

Las personas con niveles insuficientes de vitamina D pueden sufrir una pérdida en la plasticidad del cerebro que aumenta las posibilidades de que desarrollen trastornos cognitivos, incluyendo depresión y esquizofrenia.

La vitamina D protege al cerebro de problemas en la memoria y del deterioro cognitivo. Esta ha sido la principal conclusión a la que ha llegado un estudio de la Universidad de Queensland (Australia) tras analizar en pruebas de laboratorio los efectos cerebrales del déficit de calciferol en ratones adultos. Estudios anteriores ya indicaban que la falta de este nutriente tenía efectos negativos en el cerebro, propiciando la depresión y la esquizofrenia.

Los científicos encontraron que la vitamina D interviene en la formación de un tipo de estructura del cerebro llamada redes perineuronales. Estas conexiones están hechas con moléculas de glucosa y proteínas, creando una especie de malla resistente que soporta las neuronas y afianza los traspasos de información entre estas células y otras.

Para conocer con exactitud cómo afectaba la falta de vitamina D en el organismo de los ratones, a un grupo de ellos se les retiró este nutriente de la dieta. Tras 20 semanas observaron que los animales que no habían ingerido calciferol tenían menos capacidad de recordar y aprender cosas, en comparación con los que siguieron una dieta sin restricciones.

Otro estudio del mismo grupo de investigadores, se centró en el papel de la vitamina D en la estabilidad de las redes perineuronales. Descubrieron entonces que tener niveles normales de calciferol mediante la dieta y el sol, 5-10 µg/ cada día, evita que ciertas enzimas degraden esas redes.

La vitamina D fortalece las redes perineuronales en el cerebro, favoreciendo el traspaso de información entre las neuronas. Sin embargo, cuando no existe la protección de la vitamina D estas enzimas dañinas no son controladas y descomponen esa malla, afectando a las conexiones neuronales y propiciando la pérdida de la función cognitiva y de la memoria.

El Dr. Thomas Burne, principal autor del estudio, ha explicado que el hipocampo, un área del cerebro clave en la formación de la memoria fue la más dañada por el déficit de calciferol y aunque desconoce la causa lo atribuye a que se trata de una de las partes más activas del cerebro. Además, comprobaron que la parte del hipocampo más afectada era la derecha. Esto ya se había observado en las personas con esquizofrenia, ya que alrededor del 70% de estos pacientes son propensos a presentar una mayor alteración en esa zona. Por lo tanto, la pérdida de funcionalidad en esta área a consecuencia de la falta de vitamina D podría constituir una característica clave de la esquizofrenia, incluyendo los graves déficits de memoria y la percepción distorsionada de la realidad.

Los investigadores tienen la esperanza de que estos estudios sirvan como base para crear nuevos tratamientos para el deterioro cognitivo y otros problemas cerebrales. La OMS alertó hace unos meses de que casi la mitad de la población mundial tiene carencias de vitamina D.

https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00429-019-01840-w

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *